La CNBV trabaja con plataformas de crowdfunding para regularlas