CaixaBank, BBVA y Santander, con cerca de la fracción de cuentas bancarias de España